MODERNIZACIÓN DE REGADÍOS. (IV)

(El futuro (2)) 

          ¿Qué demanda el mercado?.

Cada vez hay más gente trabajando fuera de casa, con lo cual no hay mucho tiempo para dedicarlo a la cocina. Por otra parte con la mayor  capacidad de adquisición ha aumentado la exigencia de calidad.

            El mercado, cada vez se nutre más de productos pre-cocinados y ensaladas ya preparadas, etc. Es lo que se conoce con el  nombre de “cuarta gama”.

            No hay  más remedio que producir lo que demanda el mercado. Y, además, producirlo con calidad; la competencia es enorme.

  Para esto es imprescindible modernizar el campo.

¿En qué consiste la modernización?

En poner el campo en condiciones óptimas, de agua, de abonos, de tratamientos... para que aumente la producción y el producto sea perfecto.

  En muchos lugares se han hecho y otros se están haciendo modernizaciones que consisten en:

  1º-- Balsas para almacenar agua en los momentos de abundancia, en nuestra zona imprescindibles.

2º-- Instalaciones subterráneas de tuberías, con agua a presión, proveniente de  esas balsas y con uno o varios hidrantes a cada explotación; con lo cual no se pierde agua (que cada vez es un bien más escaso) y se puede regar el cultivo cuando éste lo necesita.

3º-- Esos hidrantes debidamente instalados pueden activarse o desactivarse con mando a distancia; a través del móvil, por ejemplo;  o mejor aún, mediante un sistema que detecta la humedad del terreno y remite los datos a una unidad central, que envía a la finca el caudal de agua necesario para mantener la humedad en unos niveles constantes. (El nivel constante de humedad hace que la producción aumente y el producto sea más uniforme y con mejor coloración).

4º-- Lógicamente el sistema exige que sean fincas grandes porque de esta forma se pueden instalar estos sistemas de riego más adecuados y baratos. La modernización facilita al agricultor una organización central y un servicio de agua “a la demanda” a pie de explotación.

5º-- Los técnicos de las empresas que compran el producto podrán controlarlo y determinar lo que necesita ese cultivo en cada momento; así como las necesidades del mercado para sembrar un cultivo u otro.

Esto sólo es un somero resumen. Pero hay que decir que es una maravilla, conocer los lugares en que se ha realizado la modernización y comprobar el grado de satisfacción, no sólo de los agricultores, sino también de los propietarios porque sus terrenos se han visto revalorizados.

¿Es posible en nuestra zona llevar a término una modernización de este tipo como se ha hecho en otros lugares? Sin duda es posible. ¿Cuánto cuesta? ¿de quién depende?

                                                                                                            José Luís