MODERNIZACIÓN DE REGADÍOS. (II)

(El presente) 

“Todo es del color del cristal con que se mira”, dice el refrán español; y es perfectamente aplicable al momento actual del campo. Posiblemente, entre los lectores que me honren con la lectura de estas líneas, habrá quien considere que el campo ha dado un paso grande hacia el progreso y quien piense lo contrario; dependiendo, sobre todo, del lugar en que viva o de los lugares que visite.

Pero lo cierto es que podemos encontrarnos con la última tecnología recolectando, por ejemplo, las patatas y en la finca contigua la misma recolección a mano, una a una. Podemos encontrarnos un “pivo”, que es incluso un bello espectáculo para la vista, y al lado otra finca que se está regando por encharcamiento. Podemos encontrarnos una finca de dos hectáreas y, en surco, otra que no llega a 500 m2.  

No obstante algo sí que es común y es la enorme competitividad de los mercados. Y como consecuencia:

-      El cereal se paga menos que hace 25 años.

-      La remolacha... ¿cuál es el futuro de la remolacha? ¿alguien lo sabe?. Las azucareras van cerrando. Hay lugares en los que se produce a mucho menor coste. ¿cuántos años le quedan?. Hace bien poco hubo una resolución de la Comunidad Europea para reducir la producción.

-      El maíz. Sin duda hace unos años dio sus beneficios; en la actualidad ya está dejando de ser rentable.

-      Los chopos: cada vez valen menos, no compensa ya hacer una plantación.

-      Las alubias: nuestras alubias, con fama en el mundo entero, ¿quién es el que se aprovecha de su prestigio?.

- Las patatas no han dejado de comerse es cierto; Un kilo de patatas hace 25  años llegó a pagarse a 40 ptas., 0.24 € de hoy, (otras veces a 5 ptas.o menos); ¿A cuánto se pagan este año? ¿Cuántas llegan a 0,20 €?.

Pero con la forma tradicional de cultivos, aunque la calidad pueda ser buena, la patata no tiene buena vista; y los consumidores, casi siempre, “compramos con los ojos”. ¿Cuántos kg. por tonelada rechazan los almacenistas o por ser grandes, o por ser pequeñas, o por no tener el color adecuado?  ¿Cuánto baja el valor al analizar la materia seca?

Quiere todo ello decir que los márgenes se han reducido. No queda más remedio que compensarlo con la reducción de mano de obra y con la cantidad de producción, tanto en intensidad de cultivo como en extensión. Pero para producir más hace falta maquinaria y ésta es muy cara y además en poco tiempo se queda obsoleta. 

¿Qué hacer?. La elección, desde el punto de vista de los entendidos, no admite duda alguna: Modernizarse o morir.

                                                                                                                                       José Luís