F I E S T A S

 

 Robledino celebra, como es tradición en la zona, dos días de fiesta popular cada año.

Una el primer día del año. Ese día se celebra la Traslación de los Restos del Apóstol Santiago; aunque lo cierto es que, en día tan señalado, este recuerdo queda muy difuminado entre las otras celebraciones que a todos nos afectan. Por otra parte es una fiesta que se celebra con poca solemnidad, incluso cada vez con menos. Los rigores de pleno invierno hacen que se esté mejor al calorcillo de la chimenea con una buena compañía. 

Otra el día 25 de Julio. Es la gran fiesta que se organiza cada año en honor de  Santiago Apóstol, Patrono de España y Patrono también de la parroquia de Robledino.

 Como todas las fiestas, contribuye a crear fraternidad y amistad y, si siempre se ha acogido bien a quienes nos visitan, en este día mejor aún. Todo el mundo puede participar en las diferentes actividades lúdicas entre las que podríamos señalar el campeonato de “subasta”.

 Merece destacarse  el hecho de que en los últimos años la “Sociedad de cazadores” siempre tiene a punto un jabalí para degustarlo el día 24 por la noche, víspera de la fiesta. Todo el mundo está invitado, no se excluye a nadie. La cena es en la calle sobre unas improvisadas mesas rodeadas de amistad.(ver fotos)  

El buen humor reinante es el mejor de los ingredientes; o ¿acaso el buen humor no ayuda a una buena digestión?

Hay que felicitar a los cocineros porque  el plato de jabalí con patatas es, en verdad, una delicia; y el chorizo, cocido “al vino”, ni te cuento, lector amigo; postres dulces, café......... ¿qué más quieres?. De pedir algo, sólo puede pedirse que siga repitiéndose año a año, o... más frecuentemente.