LA TRADICIÓN

Dice la tradición que, a mediados del s.V, y en momento de gran sequía, por la ausencia de lluvias, una comisión fueron a pedir consejo al Obispo Toribio de Astorga,  El Obispo les dijo que sacaran en peregrinación hasta Astorga la imagen de un santuario que había cercano a la ciudad; el santuario de Castrotierra. Sea o no cierta la leyenda, la romería se celebra, al menos, desde el siglo XVI.

Desde entonces cuando la sequía asola esta región los "procuradores de la tierra" reunidos en asamblea "votan" la salida procesional de la imagen de la Virgen desde su sede, en el Santuario de Castrotierra, hasta la catedral de Astorga. Son 17 km. de distancia. A veces se afirma que, caso de no ser "votada" sale cada siete años; pero no hay ningún dato que avale esta afirmación. Realmente sale cuando es "votada".

Siempre que "sale la Virgen" es en los primeros días del mes de Mayo; puesto que es en la primavera cuando realmente en esta región más se necesita la lluvia. El día de salida es siempre un viernes, en las primeras horas de la tarde, para regresar el domingo, nueve días después, a primera hora de la mañana. (hace unos años regresaba siempre en lunes, pero últimamente se ha cambiado al domingo para facilitar la asistencia).

La imagen es llevada "a hombros" los 17 kms. Hasta hace unos años sólo los hombres podían llevarla, hoy se lleva indistintamente hombres y mujeres y no es fácil encontrarse con la satisfacción de verla sobre los propios hombros, tal es el número de solicitudes.

Es muy notorio y colorista  el hecho de que durante toda la procesión acompañan a la Virgen más de 40 pendones. Sin duda es un espectáculo ver el conjunto así como la habilidad de los jóvenes con los mismos.

Los habitantes de la región afirman que la mayor parte de los años efectivamente llueve; incluso que muchos años  diluvia nada entrar la Virgen en su santuario. Pero que llueva no, no les preocupa. Ellos afirman que el año que sale la Virgen hay buena cosecha.

                                          Volver